Menú

Un buen dato: Estas gallinas felices (y sin químicos) se despachan directo a tu casa

Hace 17 años, Juan Carlos Blanco pensó en hacer un negocio: exportar carne de aves exóticas al extranjero.

Nombró a su empresa Granja Magdalena, en honor a su hija para comenzar a exportar, hasta que la aparición de la gripe aviar hizo que el mercado europeo se cerrara y sus inversiones se fueran a pique.

Fue el momento de reinventarse. En ese minuto, un gerente que trabajaba en una cadena de supermercados le propuso que produjera pollo sin hormonas, químicos y alérgenos. Y Blanco decidió probar.

Teníamos público y comenzamos a crecer, teníamos nuestros propios criaderos. Pero había algo que nos detenía, que era que nuestros costos de producción eran muy altos, con lo cual el valor de nuestros productos era también muy elevado”, cuenta Juan Carlos Blanco.

Fue así como este emprendedor decidió copiar una fórmula utilizada en Europa, en que se externaliza la parte de crianza de los pollos a empresas que tienen asociados a varios productores, entre los cuales se pueden buscar a los que trabajan con los estándares que ellos buscan.

Hoy, Granja Magdalena no vende solo pollo: A pedido del público ha integrado a su oferta otros tipos de carnes (con las mismas características), así como huevos de gallina feliz, entre otras cosas, siempre controlando la ausencia de químicos, residuos de antibióticos, productos alérgenos.

Recientemente la empresa firmó un convenio con la Sociedad Chilena de Cardiología, luego de que la entidad médica considerara, mediante estudios de laboratorio, que las carnes de pollo comercializadas por la empresa no representan un potencial daño para la salud cardiovascular, como sucede con muchas carnes altas en sodio y químicos que se encuentran en el mercado.

Conciencia animal y humana

De acuerdo a Juan Carlos Blanco, la estrategia de bajar de precio los productos no fue sólo para hacer crecer su negocio, sino que para hacer más accesible el producto al público que necesita comprar este tipo de alimentos.

Así mismo, la empresa entrega un especial valor a otorgar una vida y muerte digna a los animales. Para ello, se les respetan los ciclos de luz día y noche, viven en bajas densidades para que tengan espacio para moverse, tienen acceso a espacios abiertos y son insensibilizados antes de ser faenados.

Los productos Granja Madalena pueden comprarse en su página web DistribuidoraMagdalena.cl, que tiene reparto a domicilio.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos