Menú

Kiosko Rocka Concepción: Cuando las franquicias no cuidan todos los detalles

Mario Riveros M.

Hace algunos meses el tradicional Kiosko Rocka de Punta Arenas comenzó con un proceso de expansión a través de franquicias. Así, abrió en Santiago, Valparaíso y Concepción tres nuevos locales, apostando con llevar al resto de Chile a una marca ligada a fuego a Punta Arenas y que en 2012 fue reconocida como la Mejor Picada de Chile.

Es que el Kiosko Rocka tiene cuento y tradición. De hecho, se dice que quienes van a Punta Arenas y no pasan a este local a comer un choripán con leche con plátano, no estuvieron realmente en esa ciudad.

Con toda esa historia encima, fuimos a probar el Kiosko Rocka de Concepción, una tierra difícil para los nuevos sabores y donde, por lo que se ve, el local aún no prende.

Aún así, fuimos tres veces a probar lo mismo: un vaso de leche con plátano y una hallulla de chorizo con queso y otro con mayonesa casera, las tres preparaciones emblema del local, y básicamente lo único que venden no envasado, fuera del café.

Y las tres veces hubo decepción. No tiene que ver con el tamaño de los sándwich ni con su contenido. La principal observación que conversé con alguno de los clientes en las veces que fuimos fue que los sándwich eran muy pequeños y que el chorizo no es en una pieza, sino que en una pasta.

El tamaño es pequeño, sí, pero en relación con el precio es más que aceptable, y la pasta es la receta del kiosko, por lo que con eso no hay mucho que hacer. Y, en realidad, no tiene nada de malo. Suave, equilibrada en sabor y con una textura parecida al paté, es una manera diferente de comer chorizo, pero nada de mal.

Lo malo está en lo demás. Las tres veces equivocaron mis pedidos, lo que es muy raro, pensando que el local siempre estuvo vacío y la carta es muy reducida, pero lo peor fue que siempre el pan estuvo un poco crudo.

Es que, al menos en Concepción, el pan llega congelado al local, y antes de servir lo terminan de preparar. Es el mismo sistema de los panes que venden en supermercados para terminarlos en casa. El tema es que acá le dan menos minutos al horno y las tres veces mis panes llegaron un poco crudos al centro, compitiendo con el sabor de una pasta rica pero de sabores nada intensos, que se terminaron perdiendo. Más aún en los panes que tenían una sabrosa mayonesa casera que, aunque la pedí suavecita, llegó en gran porción.

Aún así, en precio calidad el local es una buena opción.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos