Menú

¿Puede la carne de cerdo no tener grasa? Productores dicen que sí, y que de hecho puedes encontrarla en supermercados

Si hablamos de chancho para la cocina, la idea radicional es que tiene grasa. Y mucha.

Y eso es algo que la Asociación Gremial de Productores de Carne de Cerdo en Chile (Asprocer) está tratando de dejar atrás.

¿Cómo? Educando.

Es que hicieron un estudio de los consumidores de carne que arrojó que el 61% de los encuestados no sabe lo que significa el concepto extra magro, clave para saber elegir un producto más saludable.

Para que una carne sea extra magra, dicen desde Asprocer, ésta debe cumplir con los siguientes requisitos por 100 gramos de carne y por porción de consumo:  Un contenido total de grasa de un máximo de 5 gramos, 2 gramos de grasa saturada y un máximo de 95 miligramos de colesterol.

Y existen cinco cortes extra magros de carne de cerdo: Filete, lomo centro, posta rosada, posta negra y cubitos de cerdo de pulpa pierna. Todos certificados por un análisis realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA).

La nutricionista, Paula Camus, especialista en alimentación y dietética clínica, explica que “el hecho que un corte sea extra magro significa que son saludables, llegando a convertirse en una de las carnes de consumo más sanas y que deben predominar dentro de una dieta equilibrada, aportando nutrientes que contribuyen en un buen mantenimiento de la salud”.

Otro de los hallazgos que reveló este estudio es que las personas tampoco saben qué es el complejo vitamínico B. El 53% de los hombres admitió no tener conocimiento alguno sobre este tema, mientras que las mujeres, el 58%, comenta tener una idea de los aportes que esto tiene para el organismo. Sobre este mismo ítem, y de acuerdo a los grupos socioeconómicos que se estudiaron, en los que están ABC1, C2, C3 y D, los que menos conocimiento tienen son quienes forman parte el estrato social D, seguidos por el C3.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos