Menú

Así se come en Izakaya, un japonés que vale la pena visitar en Concepción

Por Mario Riveros M.

Instagram: @mario_riverosm

 

Si algo distingue  al servicio en Chile es que, casi nunca hay servicio de calidad.

Y esa es una de las cosas que más me sorprendieron en Izakaya Sushi de Concepción: Aunque la persona que atendía era nueva y tenía todas las complicaciones de la primera semana, los itamae no perdieron atención en ella a cada momento, aconsejando y reprendiendo cuando era necesario.

De todo eso fuimos testigo porque nos sentamos en la barra, donde nos sentamos como niños esperando que pasara lo que pasa en Japón, que cuando hacen una preparación los itamae nos “ofrecieran” gratis los restos de comida que no se usaron en la presentación de algún plato, y así probar más cosas a bocados.

Algo que no pasó.

Pero, como éramos tres, aprovechamos de pedir muchas cosas.

Punto en contra del local es su tamaño: Muy pequeño, pero además estrecho en su disposición. La barra es cómoda pero no caben mucha cosa, y aunque me dijeron que suele estar lleno, no me explico que hayan tenido tan pocas cosas para tomar de la carta.

Yo opté por una carísima Sapporo Reserva ($7.000), que además era inmensa (650 ml), porque no les quedaban más pequeñas. Los jugos naturales ($6.000) también son muy caros para lo que son, aunque también, muy en el estilo sureño, se sirven con baranda.

Para partir pedimos un Tamago Yaki ($4.000) que tenía poco sabor pero una consistencia correcta. Es que esta tortilla japonesa a base de huevo no es un manjar, pero en este caso le falta mucho para ser un bocado recomendado.

Seguimos con unas bolitas rellenas de pulpo, Takoyaki ($5.000 las 8 unidades), que son mi debilidad y que acá estaban sabrosas. Aunque debo reconocer que fui el único que comió más de una. A mi me gustaron.

Más contundente es el Yakisoba Pollo ($7.000), un plato de salteado de fideos, pollo y vegetales, que a pesar del restaurant en el que estábamos, no llegó ni con mucho sabor, ni con una particular elaboración estética. Aún así, fue una presentación correcta que volvería a pedir.

De sushi pedimos California Roll ($4.500) y Avocado Roll ($5.500), además de unas Gyosas ($5.000) muy sabrosas.

Todos estaban bien servidos y muy ricos. A mi hijo le gustaron mucho. Él comió con Ayuda Palito ($500), un acierto que no esperé encontrar acá. Bien por ellos, esos detalles son los que den ganas de volver.

Seguramente volveremos a ir.

Este restaurant se visitó una vez, sin invitación, y de manera anónima.

Izakaya Sushi. Lincoyán 130, Concepción. Reservas al +56412246495

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos