Menú

Seis consejos de una nutricionista para tener una buena salud digestiva

Que la televisión esté llena de comerciales que hablen de cómo acelerar el tránsito intestinal es un indicador de que algo estamos haciendo mal a la hora de comer.

Y como hace unos días fue el Día de la Salud Digestiva, Evelyn Sánchez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de Universidad de Las Américas, nos envió seis consejos que debemos considerar para tener nuestro organismo en óptimas condiciones.

“El sistema digestivo constituye el conjunto de órganos más relevantes en el ser humano, encargados de absorber los nutrientes de los alimentos y convertirlos en la energía que utilizarán nuestras células para su mantenimiento metabólico y su restauración. Reciben a diario todo el contenido alimentario que consumimos, por lo que se hace sumamente importante brindarles a los órganos que lo componen, los nutrientes en tipo, calidad y cantidad adecuados”, dice Sánchez.

Acá sus recomendaciones:

  • Debemos consumir alimentos de origen natural, mínimamente procesados; siempre son la primera elección a la hora de cuidar nuestra salud digestiva.
  • Considerar en su mayoría los alimentos altos en fibra, un componente vegetal que favorece el proceso de digestión, además de otros efectos relacionados con la protección cardiovascular, la saciedad y la prevención de ciertos tipos de cáncer. Están presentes en vegetales, granos enteros y frutas, principalmente en la cáscara y en su estado natural.
  • Los prebióticos han demostrado favorecer una adecuada salud intestinal, encontrándose  en alimentos de origen natural como frutas y verduras; de igual modo los probióticos, presentes en productos lácteos.
  • El consumo de agua constituye también un componente importante en el establecimiento de una óptima salud digestiva, ya que entrega la funcionalidad necesaria para una adecuada hidratación, absorción de nutrientes y tránsito intestinal.
  • Es importante mantener los horarios de alimentación adecuados, evitando ayunos prolongados, además de procurar llevar un estilo de vida activo, incluyendo la actividad física como parte del día a día.
  • Evitar conductas estresantes y ambientes con humo del tabaco también son herramientas altamente importantes a la hora de mantener una buena salud digestiva.

Riesgos de una mala salud digestiva

De acuerdo a Evelyn Sánchez, una mala salud digestiva nos puede conducir a incluso desencadenar algunas enfermedades.

“Ampliamente ha sido estudiada  la relación de cáncer y la salud intestinal, encontrándose evidencia reciente de la relevancia de una adecuada ingesta de alimentos altos en fibra, por ejemplo, como factor protector”, sostiene Sánchez.

Agrega que “el sistema digestivo constituye una barrera frente a virus y bacterias que ingresan a nuestro organismo, por ejemplo, la micro biota que habita en el intestino, ha evidenciado una serie de funciones benéficas al ser humano relacionadas principalmente con la nutrición, protección, desarrollo y proliferación celular e inmunomodulación (sustancia que actúa regulando el sistema inmune, mediante el aumento o la disminución de la capacidad de producir anticuerpos). Es por esto que cualquier alteración que se produzca en algún componente de este puede desencadenar en un sinnúmero de enfermedades de diversa índole”.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos