Menú

Así se come en La Picantería, un peruano de alto vuelo en Alonso de Córdova

Por Mario Riveros M.

Instagram: @mario_riverosm

 

El helado es innolvidable.

La Roja servida en La Picantería. La Foto es de La Picantería.

La idea de conocer un restaurant, generalmente, es hablar de sus platos, su servicio, su decoración, su ambiente, pero pocas veces se hace para hablar de sus postres.

Pero, también a veces, el postre es simplemente descollante. Es una opinión personal pero, por algún motivo, el postre de helado (o La Roja), una de las preparaciones más económicas de la carta, fue por lejos la preparación que más recuerdo de mi paso por La Picantería.

Y llama la atención. La Roja ($5.900), según dicen quienes atienden, se hace en casa, lo que explica que dé un final perfecto a una comida muy sabrosa y con muchos matices, recovecos y aromas.  Este helado es cremoso, tiene un dulce suave y una consistencia justa, que se balancea perfecto con la fruta y el chocolate que lleva encima.

Es que este local tiene vocación de mantel largo. Su apuesta va de la mano con un precio de “descreme”, por eso quizá es que no es difícil encontrar ahí a altos ejecutivos financieros o personeros internacionales que, además, saben que ahí comerán bien.

La mayoría parte con un pisco sour XL servido en una enorme copa de vino ($6.500), que al menos a mi no me sorprendió más que por el tamaño. No recomendado para la hora de almuerzo, aunque pinta perfecto para una cena conversada.

¿Y qué se come en La Picantería?

Pescado, por sobre todas las cosas. Su lógica funciona sobre aprovechar los ingredientes, por lo que se puede elegir una pieza entera de entre los pescados que hay en vitrina (literalmente los puedes elegir) y que se cobra por kilo.

Si no, se puede pedir una porción de 200 gramos en alguna de las más de 10 preparaciones disponibles en ese formato, y que van desde un sabroso Cebiche Picanero a un excelentemente bien logrado Al Ajo.

Hay preparaciones que son imperdibles en esta carta que no es fácil de entender y que en su explicación es un poco críptica por parte de los meseros, que son expertos, pero que en algunas preparaciones te dejan igual. Además, parecen tener la tendencia de recomendar con más fuerza los platos de más “alta gama”, lo que complica un poco la decisión. Aunque, para ser justos, esos son los con mayor valor agregado de la carta.

El Cebiche Caliente de Merluza Austral ($14.000) y la Tortilla de Pato ($19.000).

Ahora, si la idea es comerse un pedazo de Perú, la recomendación es el Guiso Cau Cau ($14.000), una explosión de sabores, aromas, colores que se puede preparar con corvina, palometa o mariscos.

Ojo con el nivel de picor con que pide las cosas que acá sí son serios a la hora de aliñar.

 

La Picantería. Alonso de Córdova 4355, local 301, Vitacura.  Reservas al +56233233820

Este restaurant se visitó dos veces. Una con una invitación del local en el que se probó un menú de degustación fuera de carta y sugerido por la casa y otra, de manera anónima, en donde se seleccionaron solo algunos platos de la carta.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos