Menú

Producen 10 mil litros más de la cerveza que fue premiada como la mejor de su categoría antes de salir a la venta y que ya se había agotado

Dicen que no hay primera sin segunda. Sobre todo cuando la primera es buena.

Algo así es lo que pasa con la cerveza conmemorativa de los 15 años de la Cervecería Kross, la K15, que luego de agotarse, en una primera versión que fue premiada incluso antes de salir al mercado, fue repuesta en su venta con las mismas características de la inicial.

Son 10 mil litros más de esta bebida estilo ale fuerte de color dorado claro, se inspira en los aromas y sabores de cervezas icónicas de Bélgica pero es elaborada exclusivamente con auténticos ingredientes chilenos.  Entre ellos están maltas de cebada y trigo, avena del sur del país, lúpulos del Lago Ranco, levadura nativa proveniente de la región de la Araucanía y mosto de uva pisquera.

Para esto pasaron varios meses de trabajo pero que, dicen desde la empresa, permitieron dar con las mismas características de la preparación original, donde se mantiene aquel característico aroma a piña, manzana y a un toque de especies. Su carbonatación alta, espuma cremosa y leve acidez final la hacen muy refrescante, a pesar de sus 8,6° de alcohol que no se sienten.

“Hemos relanzado este producto pensando en nuestro fans, quienes día a día nos preguntan cuándo elaboraríamos una segunda partida de K15. El gran éxito que tuvo la primera ronda, no permitió que todos alcanzaran a disfrutarla” comenta José Tomás Infante, co-fundador de Kross.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos