Menú

Esta viña lanzó su cuarta botella de pequeña producción, un chardonnay enfocado en la calidad más que en la cantidad

La idea es hacer algunas botellas. Solo algunas. Las que salgan, pero siempre enfocado en la calidad, más que en la cantidad.

Por eso, dicen desde la Viña Casas del Bosque, era un asunto de tiempo y esperar para que la variedad alcanzara su máximo potencial.

Esperaron y nació este Pequeñas Producciones Chardonnay 2017, el cuarto de una línea que incluye a un SauvignonBlanc, un Syrah y un PinotNoir, y que en esta ocasión solo alcanzó 2.400 botellas.

Desde la marca explican que este Pequeñas Producciones Chardonnay 2017 fue cosechado a mano durante la madrugada, específicamente, en el extremo occidental del Valle de Casablanca, donde los suelos de granito están cubiertos por una fina capa de arcilla roja rica en hierro.

De color amarillo pálido, exhibe aromas a manzana, cáscara de limón y damasco, que se combinan con sutiles notas minerales a pedernal o sílex. La crianza de 12 meses sobre las borras finas aporta notas especiadas y a pan tostado. En boca es firme, con excelente estructura y longitud.

“Con la cosecha 2017 supimos que había llegado el momento de sacar a la luz un gran chardonnay que sorprendiera, principalmente, por su fruta y frescura, y por una presencia exigua de madera;  en este caso, sólo barricas antiguas con algunos usos. Buscamos que fuera sobretodo expresión de fruta”, comenta Meinard Bloem, enólogo de la marca y a cargo de esta botella.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos