Menú

Uno de cada tres trabajadores dice que, a causa del trabajo, se salta la hora de almuerzo

El próximo 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud, instancia que busca hacer hincapié en mejorar la calidad de vida y bienestar de las personas. Dentro de este contexto, la alimentación juega un rol fundamental y es que el no comer a las horas que corresponde puede ser fatal para nuestro organismo.

Hablamos de una realidad que en Chile es muy común.

Sin ir más lejos, estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los hábitos de alimentación en nuestro país, mostraron que el 30% de los trabajadores no almuerza regularmente, ya sea por falta de tiempo, dinero/ahorro o bien, porque no dispone de un lugar para hacerlo. A lo anterior, se suma que según la última Encuesta Nacional de Salud, el 31% de los adultos sufre de obesidad, cifra que guarda directa relación con llevar una alimentación desbalanceada.

Bárbara Flores, jefa del departamento de Nutrición de Edenred, líder mundial en la entrega de servicios laborales, explica que “saltarse los horarios de comida afecta directamente el funcionamiento del metabolismo, haciéndolo más lento, provocando aumentos en el peso. Por otro lado, existen otros factores que se detectan, tales como el aumento de la ansiedad, lo que provoca comer más rápido y por tanto consumir una mayor cantidad de alimentos que a su vez se traduce en un mayor aporte calórico en la dieta. Un sinfín de consecuencias, donde la más grave es la posibilidad real de desarrollar una Diabetes tipo 2”.

Generando cambios

Las empresas tienen el deber de otorgarle a sus colaboradores, un mínimo de 30 minutos para almorzar.

“Pero es recomendable contar con una hora de colación con el objetivo de poder comer algo realmente nutritivo, que nos entregue energía y que finalmente en ese tiempo se favorezca el proceso digestivo adecuado”, aclara la profesional de Edenred.

Por otro lado, es fundamental inculcar en las compañías la importancia de entregar beneficios regulados en materia de alimentación a los trabajadores.

“Un colaborador que se alimenta correctamente es alguien que alcanza una mayor productividad, la que puede llegar a incrementarse, incluso, en un 20%. Las empresas necesitan contar con personas que estén bien -física y mentalmente- para poder cumplir las exigencias laborales del día a día y la alimentación juega un rol fundamental en este punto”, concluye la experta.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Depende de si esto es esporádico o habitual, el individuo es responsable de cuidar su salud, comer en cantidad y cualidad adecuadas.