Menú

¿Sabes descongelar la carne? Aquí algunos consejos para hacer bien un proceso que incluso podría hacer que te enfermes si lo haces mal

La carne es un producto que tiene que tener mucho cuidado en todo su proceso de almacenamiento y cocción.

Es que, como es un producto de origen animal, con la cadena de frío se detiene su proceso de descomposición, por lo tanto las bacterias y sus procesos se estancan, pero al detener este proceso de bajas temperaturas y dejar la carne a la intemperie el panorama cambia.

Al momento de desglosar los datos de la encuesta “Prácticas higiénicas y auto-reporte de intoxicaciones alimentarias en hogares chilenos” realizado por la Universidad San Sebastián, se desprende que el 57% de las personas descongela los alimentos a temperatura ambiente. Esta práctica, según Marcelo Muñoz, jefe del local de Camilo Henríquez de Doña Carne, “es la más idónea, ya que al descongelar la carne, ya sea de vacuno, cerdo o ave, en el microondas esta pierde sabor, textura y tiende a quedar más dura al momento de cocinarla”.

El problema, según Muñoz, se presenta cuando las personas dejan el alimento más del tiempo necesario a temperatura ambiente, algo que un 64% de las personas realiza, según el estudio.

“Muchas personas dejan el trozo de carne fuera del congelador en la mañana y cuando vuelven del trabajo, en la tarde, lo cocinan o devuelven al refrigerador para que se mantenga. Esa práctica es errónea, ya que en el tiempo que se descongela la carne por completo, comienza su proceso de descomposición. Por lo que siempre hay que cocinar o guardar en el refrigerador lo antes posible luego de que se descongele”.

Por otro lado, algunas personas realizan este proceso traspasando la carne desde el congelador.

“Si es carne molida, hay que consumirla de inmediato, no así los cortes enteros que duran entre 3 y 4 días en el refrigerador”, asegura Muñoz. A su vez, la carne también se puede descongelar en agua fría. “Para quienes tienen más tiempo, pueden descongelar la carne en agua fría sumergiendo una bolsa que no bote residuos en agua y cambiando esta cada 30 minutos”, puntualiza el cortador.

En el supermercado ocurre lo mismo. El sondeo reveló que un 43% de los encuestados adquiere lácteos al principio o intermedio de la compra y un 53% lo hace de la misma forma con las carnes y sus derivados. Para no afectar su cadena de frío, estos productos deberían ser los últimos en agregar al carro.

Quienes manipulan estos alimentos, deben aplicar estas prácticas durante todo el año, independiente de que las temperaturas vayan a la baja por la entrada inminente del otoño este 2019.
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos