Menú

Cuatro alimentos fermentados que deberías sumar a tu dieta

Los alimentos fermentados han formado parte de la dieta del ser humano desde siempre. En un comienzo el hombre recurría a este proceso como una manera de preservar los alimentos por más tiempo y para crear nuevos sabores como fue el caso del chucrut o el pickle. Hoy en día, además de lo anterior, se sabe que este tipo de preparaciones traen enormes beneficios.

“La kombucha, el kéfir, el chucrut y el miso, entre otros, son alimentos muy nutritivos, mejoran la digestión, aumentan la presencia de vitaminas, sobre todo la B12 y la B9. Además, influyen favorablemente en el apetito, el sistema inmune y los niveles de energía”, señala Bianca Mira, nutricionista de ISS Chile, empresa dedicada a la  provisión de servicios de Mantenimiento, Limpieza, Catering, Seguridad y Soporte.

Ellos mismos dan a conocer cuatro preparaciones fermentadas y sus principales beneficios:

  • Kombucha: Bebida probiótica que se elabora a partir del té negro que es fermentado por levaduras y bacterias saludables. Este líquido fortalece el sistema inmune y mejora el funcionamiento intestinal. Además del té negro, se pueden agregar otras hierbas e ingredientes como té verde, flor de Jamaica, hierba mate, jengibre y, o jugo de frutas.
  • Kéfir: Es similar al yogurt que se produce por leche fermentada. Para producirla se le añade a la leche un producto fermentado vivo, los pajaritos, que contienen caseína coagulada, levaduras y bacterias, es decir un conjunto de microorganismos, de aspecto parecido a la coliflor. Este yogurt contiene múltiples beneficios, sobre todo para tratar problemas digestivos, combatir infecciones bacterianas, fortalecer los huesos, mejorar los síntomas de alergia y asma, y es una excelente opción para los que sufren de intolerancia a la lactosa.
  • Miso: Condimento de origen japonés, que se produce por la combinación de semillas de soja y, o cereales y sal marina fermentada con el hongo koji. Esta pasta, que además sirve para condimentar, contiene muchas propiedades que benefician nuestra salud, por ejemplo, ayuda a disolver el colesterol, favorece el equilibrio de la flora intestinal y es antioxidante.
  • Chucrut o vegetales crudos: Probiótico saludable y bajo en calorías que consiste en repollo blanco o morado cortado finamente, fermentado con sal. Además de ser un sabroso agregado, contribuye con múltiples vitaminas, como la C, B1 y B2, y minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio y manganeso.

Incorporando uno o más de estos fermentados a la dieta, estarás aportando a tu organismo mayores probióticos naturales que beneficiarán tu salud y fortalecerán tu sistema inmune y de huesos.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos