Menú

¿Qué diferencia a los huevos industriales de los de “gallina feliz”?

Hoy están de moda.

De hecho, a pesar de ser más caros que los “industriales”, los huevos de gallinas felices, libres de campo, son buscados por muchas personas por la creencia de que son mejores para la salud y que tienen sabor y color distinto. De hecho, en Francia acaban de anunciar que, en 2022, se prohibirán otro tipo de huevos que no sean estos.

Y la respuesta es sí, hay diferencia, aunque habría que tener un paladar muy afinado como para descubrir los detalles entre un huevo de “gallina libre” y otro “industrial”.

Y claro, siempre existe la posibilidad de que alguien tenga un sentido del gusto tan desarrollado como para sentir la diferencia, pero son los menos.

Además, y al contrario de lo que creen muchas personas, el color de la yema de un huevo no tiene que ver con las condiciones de vida de la gallina ponedora sino que con su alimentación: más maíz, más naranja; más trigo, el color es más tenue y amarillo. Pero hoy esto tampoco es una regla pues el color se puede manipular con suplementos alimenticios que tienen colorante.

Donde sí hay diferencias reales es en el colesterol. Diversos estudios atribuyen que los huevos de campo son más nutritivos y tienen un tercio menos de colesterol, un 25% menos de grasa saturada y el doble de ácidos grasos omega 3, además de triplicar los niveles de vitamina E y septuplicar los niveles de betacaroteno.

Eso sí, para que estos datos hagan realmente una diferencia hay que comer mucho, muchísimo huevo.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos