Menú

¿El vino engorda? Acá una guía para que calcules cuántas calorías te aporta lo que tomas en estas fiestas

Todo lo que tomas te engorda. Bueno, no todo, pero si tiene alcohol, sí. Y si es vino, también.

Aunque es una triste realidad, tomar una copa de vino tiene otras ventajas más allá de sus propiedades ligth, pero hay que tener cuidado porque en algunos lugares del planeta los vitivinicultores le agregan azúcar al vino tinto seco después del proceso de  fermentación, para acercarlo al gusto de algunos consumidores, como los estadounidenses, quienes no gozan de una gran reputación como buenos apreciadores de este producto, sino que se van por lo “dulcecito”.

Con una premisa como esta partía hace algunos meses un largo artículo de The New York Times, que se preguntaba si una copa de vino tenía, tras este proceso, más o menos azúcar que una lata de Coca Cola.

Y la pregunta no es menor, pensando que el primer mercado para el vino del mundo es EE.UU., que compra el 13,3% de la producción mundial.

 

¿Cuánto engorda?

En general los vinos no informan cuántas calorías tienen. Ni por botella ni por copa, por lo que para poder calcular las calorías exactas de un vino es necesario conocer antes su grado alcohólico: a más alcohol, más calorías.

Para mayor precisión podemos aplicar esta fórmula: alcohol (%) x 0,8 (la densidad media del alcohol, gramos por mililitro) x 7 (las calorías que contiene cada gramo de alcohol) x volumen (ml) / 100 (la medida en mililitros para la que está diseñada la fórmula):

alcohol (%) x 0,8 x 7 x volumen (ml) / 100

Aplicando este cálculo comprobamos que 125 ml de vino –una copa estándar– con un grado alcohólico de 13,5% contiene unas 94,5 calorías.

Ahora, si le incluyen azúcar para suavizarlo, las calorías suben.

Pero eso, dicen los productores locales, con los vinos chilenos no pasa.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos