Menú

Científicos descubren que uno de los principales efectos positivos del café vendría del proceso de tostado

Es muy probable que, mientras lees esto, tengas en la mano una taza de café.

Y no es que seamos adivinos sino que solo cuestión de probabilidades, pues esta es una de las bebidas más consumidas en todo el planeta.

Y como tal, estudios sobre ella hay muchos.

En lo que la mayoría coincide es en que el café aporta cosas positivas a sus consumidores, aunque siempre tomando la precaución de elegir el momento en que se toma.

Lo sorprendente es que uno de los últimos estudios descubrió que no necesariamente es el café el que aumenta la capacidad cerebral de las personas.

¿Cómo?

Claro, según el estudio”Phenylindanes in Brewed Coffee Inhibit Amyloid-Beta and Tau Aggregation“, que en español pasa a ser el no mucho más entendible “Los fenilindanos en el café preparado inhiben la agregación de amiloide-beta y tau”, la relación  entre tomar más café y un menor riesgo de contraer enfermedades de Alzheimer y Parkinson no está marcada por el café en sí mismo.

El hecho, dice el estudio, al parecer no hay ninguna diferencia en esta relación entre el café con cafeína y el descafeinado, por lo que la cafeína se descartó hasta llegar a los fenilindanos, que están presentes en ambas bebidas.

El problema es que los fenilindanos no son parte del café sino que se crean durante el proceso de tostado y se consumen luego de preparar el café. Así, mientras más oscuro es el café tostado, más fenilindanos tiene, por lo que su poder para detener la acumulación de las proteínas tau y beta-amiloide, que son tóxicas en el cerebro, es mayor. Y esto se ha relacionado positivamente con la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos