Menú

El tamaño de las copas de vino no para de crecer, y acá te decimos porqué

En promedio, cada 100 años el tamaño de la copa de vino estándar, se duplica. Esa es una de las conclusiones a las que llegó un estudio publicado en el British Medical Journal, y que se dedicó a medir el tamaño estándar de la copa de vino a lo largo de la historia.

66 ml.
era la capacidad promedio de una copa de vino en Inglaterra en 1700. En 2017 esta capacidad llegó a 449 ml
En el estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Cambridge, y que partió cuando a fines del siglo XVII, George Ravenscroft descubriera una nueva forma de producir vidrio de plomo, lo que permitió el desarrollo de la cristalería en ese país. Incluso, hacia 1969, había 27 casas de vidrio en Inglaterra que exportaban por toda Europa.

De ahí en adelante la capacidad de las copas se ha multiplicado por siete en tres siglos, y hoy el tamaño promedio llega a los 449 ml.

Igual, casi medio litro de vino en una copa es un acto casi suicida, principalmente por la fuerza y la habilidad que hay que tener para moverse e incluso llevarse a la boca con algo de clase una copa con tal cantidad de líquido.

Esta es una copa spiegelau Authentis Casual. Tiene una capacidad de 420 ml. Foto: eBay

Por eso, además de crecer, el estudio identifica que las copas también han ido cambiando e incluso, por comodidad, algunas han eliminado el fuste de su arquitectura, que es como se llama a la estructura de cristal que une el cáliz (en donde se contiene el líquido), y la base.

Así nacen copas como las de la línea Autehentis Casual de Spiegelau (en la foto a la izquierda), que puede contener hasta 625 ml. en su cáliz, minimizando el riesgo de derrame, y manteniendo la elegancia de tomar vino. Aunque el único recipiente que puede con más líquido en la habitación sea la misma botella de donde salió tu vino, y al que prácticamente vaciaste con tu “copa”.

Hoy todos los grandes fabricantes de copas de cristal tienen modelos que siguen esta tendencia.

Ahora, y dejando la anécdota de lado, el estudio que reveló esta aumento en el tamaño de las copas surgió principalmente para determinar las causas del aumento del consumo del vino, y buscar alternativas que permitan disminuirlo o, al menos, desincentivarlo.

Es por eso que los autores partieron de una premisa conocida: “se sabe que la vajilla más grande aumenta el consumo de alimentos”. De ahí, un paso.

Entonces, ¿el tamaño crece porque aumenta el consumo de vino, o al revés? No está claro. Lo que sí ven los investigadores es que el mayor aumento del tamaño de las copas que se ha visto en Inglaterra se observa durante los últimos 20 años, la misma época en la que también ha crecido considerablemente el consumo de vino en un país que demanda más cerveza y destilados.

Por eso es que la recomendación que hacen es a reducir la medida de la “porción” en bares, con el único fin de obligar a bajar el consumo.

Para conocer el estudio puedes hacer click aquí (En inglés)

 3 comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • En estos tiempos lo más prudente es beber una o dos copas de 66 ml y con base.
    No educa aumentar tamaño y capacidad.

  • AGUARDIENTE Y VINO PURO
    DICEN LAS ANTIGUAS LEYES,
    QUE AGUA TOMEN LOS BUEYES
    QUE TIENEN EL CUERO DURO.

  • … pero si me tomé apenas una “copita de vino”